VE MÁS ALLÁ ANTES DE TOMAR UNA DECISIÓN

potencializa tus recursos humanos

El decidir implementar un ERP en tu empresa, es una de las decisiones de negocio más importantes y trascendentales a las que te enfrentarás, ya que es ver hacia el futuro, es implementar las bases y la estructura que, en 5,10, o 15 años, soportará de forma correcta el crecimiento de tu organización.

Es importante haber realizado una evaluación de las distintas soluciones que existen en el mercado, no basta en basar la decisión únicamente solicitando costos, un ERP no es un producto, es un proyecto estratégico completo que requiere de un conocimiento más profundo de las necesidades de tu empresa para poderte otorgar una propuesta de valor, donde se mencionen los alcances del proyecto, los entregables y las etapas; de esta manera no se limita a una "cotización". Tu compañía es única, por lo tanto, cada implementación también lo es.

La implementación de un ERP va acompañado de un proceso de consultoría para ofrecerte una solución que se adecué a las necesidades particulares de su empresa. Solamente tú conoces las necesidades reales de tu compañía, sus principales “dolores de cabeza”, limitaciones, fortalezas y ventaja competitiva, es por ello que debes conocer a fondo en qué es lo que estarás invirtiendo.

Debe ser una solución que te ayude a soportar tus procesos actuales y futuros, y tener la flexibilidad necesaria para poder adecuarse a los cambios del entorno, que sea un sistema que pueda crecer junto con tu empresa.