Software ERP VS Sistema administrativo

Software ERP VS Sistema administrativo

¿Qué solución es mejor para las necesidades de mi empresa?

Software ERP VS Sistema administrativo

Existen distintos métodos para administrar nuestra empresa, desde hacer apuntes en una libreta hasta sistemas de información sofisticados. Lo que tienen en común es que son una evolución unos de otros, la cual se fue dando a medida que las necesidades lo demandaban.

Lo ideal sería comenzar con la solución más completa y sofisticada, pero seamos realistas, el presupuesto no es ilimitado y es un recurso que debemos saber invertir para evitar pérdidas en el camino por una mala elección.

El primer paso para elegir la solución adecuada para nuestra empresa es saber identificar las necesidades actuales que debemos de cubrir. ¿Qué tantos pasos tiene mi modelo de negocio? ¿Qué requerimientos externos debemos cubrir? ¿Cuántas transacciones genera mi empresa por día? ¿Qué información necesito para llevar mi empresa a buen puerto?

Hay que hacer una introspección a profundidad, conocer las operaciones que generamos y ver si es posible eficientarlos (spoiler alert, siempre se puede hacer mejor).

Una vez identificadas las necesidades, es hora de proyectar a futuro, saber hasta dónde queremos llegar y cómo lo podemos lograr.

Es hora de buscar la mejor opción.

Dos de las posibles soluciones son los sistemas administrativos y los sistemas de planeación de los recursos de la empresa (ERP, por sus siglas en inglés).

Los sistemas administrativos cuentan con las herramientas básicas para operar. Son sistemas de información, por lo general, “de bajo costo” debido a la simplicidad de operación. Incluyen funciones como facturación, compras, inventarios, cobranza y cuentas por pagar.

Y existen los ERPs (Planeador de los recursos de la empresa), los cuales son sistemas más robustos e incluyen, además de las mencionadas en los sistemas administrativos, herramientas más sofisticadas como Análisis Directivos, Desarrollo Comercial, Finanzas, Producción, CRM, entre otras.

Ahora ¿Cuál me conviene más?.

No hay una respuesta universal para esta pregunta, pero tienes que conocer el alcance de cada uno, mientras que los sistemas administrativos tienen un proceso de implementación más rápido, carecen de la flexibilidad que algunas soluciones ERP ofrecen, es decir, hay sistemas ERP que tienen el potencial de adaptarse a las necesidades específicas de tu empresa, adecuarse a la forma en que tu empresa opera, brindándote además de información más detallada una solución a tu medida, mientras que un sistema administrativo tiende a operar de una manera estándar y no se puede adecuar al 100% a tu modelo de negocio.

Otro claro diferenciador es la capacidad de crecer junto con tu empresa. Una solución ERP al ser más robusta y contar con la flexibilidad ya mencionada, tiene la capacidad de irse adecuando a las necesidades que surjan en el trayecto de crecimiento de tu empresa, mientras que un sistema administrativo tiende a quedarse corto, aun cuando te ofrezcan “upgrades” en el plan que adquiriste en un inicio.

El “talón de Aquiles”… El presupuesto.

Si, tal vez se requiere una inversión mayor a la hora de optar por una solución ERP comparada con los atractivos costos de un sistema administrativo, pero analiza, ¿Cuánto tiempo te va a ayudar el sistema administrativo?, ¿Qué va a pasar cuando las 3 o 4 versiones que te ofrece ya quedan chicas para tu empresa? Acertaste, tendrás que reinvertir para migrar a una solución más robusta… Exacto migrar a un ERP.

En KEPLER contamos con consultores de negocios que te pueden ayudar a tomar una decisión más informada, a conocer más beneficios a la hora de optar por una solución ERP como la nuestra. No pierdas la oportunidad de contar con esta asesoría, contáctanos y recibe sin compromiso la consultoría que necesitas para tomar esta decisión, déjanos ofrecerte la solución que se adecúe a tus necesidades actuales y que anticipe las necesidades futuras de tu empresa.