Software ERP: La solución para el control de tu empresa

¿Qué pensarías si ves a alguien intentando prender fuego con dos piedras como en la prehistoria?, o ¿Qué le dirías a una persona que se comunica a través de cartas por correo ordinario en lugar de usar el e-mail, messenger u otro parecido?

Seguramente esa persona estaría totalmente aislada de la sociedad y del mundo empresarial. Ese esquema sin lugar a dudas es para un ermitaño que vive en las montañas y ha cortado todo vínculo con el mundo actual.

Tratar de controlar y administrar la operación de una empresa sin el apoyo de una herramienta informática es ir directo al fracaso. Es perder oportunidades de negocio, no ser competitivo al operar con altos costos e ineficiencias. Es no tener capacidad de respuesta.

Frecuentemente nos encontramos con empresas sumamente limitadas, al no utilizar las adecuadas herramientas tecnológicas (hardware y software), ya sea porque en el pasado cometieron el error de diseñar programas a la medida, quedándose en el tiempo sin un adecuado soporte o porque las operaciones los rebasaron.

También vemos entidades que no tuvieron el cuidado de asesorarse adecuadamente con expertos que comprendieran a la perfección sus procesos de negocio y la capacidad interna respecto a su personal, colapsando al tratar de implementar nuevas y mejores herramientas. Esto ocurre regularmente, al creer erróneamente que son los ingenieros en sistemas los que habrán de tener la verdad absoluta en la etapa de la comprensión del negocio; aquí hay que trabajar hombro a hombro con los especialistas del área de costos, recursos humanos, finanzas, etc., designando líderes de proyecto y protocolos de seguimiento.

Otro factor es el de implementar herramientas motivados por el precio, forzando adaptar la empresa a la herramienta y no al revés. Una herramienta no adecuada (de bajo costo), regularmente va a demandar un alto grado de mano de obra, y en una línea de tiempo, un rezago tecnológico, falta de capacitación del personal, perdida de eficiencia y torpeza en los procesos productivos y administrativos. Una inversión inteligente, radica en ver a futuro.

Un sistema ERP (Enterpise Resource Planning) no sólo nos brinda la estructura, el control y administración necesaria para el correcto funcionamiento de una empresa, si no que además unifica la información de todas las áreas para trabajar en una “misma plataforma” y evitar lagunas de información o la diferencia de números al final del mes, y permite que la información viaje de un lugar a otro en tiempo real.

Además nos da la oportunidad de tener una “radiografía” muy completa de la situación actual de la empresa. La ventaja principal de estos sistemas son los análisis, estadísticas y reportes que nos pueden arrojar para una mejor toma de decisiones y un esquema de operación de bajo costo.

Hoy en día vivimos en un mundo donde la tecnología toma cada vez más fuerza y lamentablemente no podemos dejarla de lado y prescindir de ella, mucho menos, en nuestra vida profesional.

Autor: Fabián Jáuregui
Encargado del área de Tecnología en Kim Quezada.
www.kimquezada.com

CONTÁCTANOS

Nombre

Correo electrónico

Teléfono

Empresa:

Puesto:

Mensaje