ERP KEPLER para manufactura

El ERP KEPLER habilita en las empresas de manufactura un control total del proceso de producción, ya que al estar integrado con el resto de los módulos del ERP permite un control total desde el registro de un pedido de cliente, pasando por el proceso de abastecimiento y manufactura hasta el embarque, facturación y cobranza.

Al integrar el proceso de producción al resto de la cadena productiva de la organización, la empresa podrá tomar decisiones no sólo de qué comprar y a qué proveedor, sino qué pedidos puede surtir en tiempo y qué embarques se deben de enviar para con ello incrementar el nivel de satisfacción del cliente.

Al integrar la cadena de suministro en una sola plataforma, los diferentes departamentos de la organización podrán compartir información para aumentar su eficiencia y control, por ejemplo, el departamento de cuentas por pagar y proveedores contará con información acerca del cumplimiento de entrega de cada proveedor, ya que esta será abastecida en tiempo real por el departamento de almacenes e inventarios.

El módulo de producción le brinda muchos beneficios, entre los que destacan:

  • Conocer con exactitud el costo de sus productos.
  • Conocer la capacidad y tiempos de fabricación.
  • Planeación de los materiales, control de mermas e inventarios.
  • Control de los requerimientos y planeación futura de producción.
  • Conocer la cantidad de piezas terminadas por operador.
  • Conocer en qué etapa del proceso de producción se encuentra un artículo.
  • Integración del proceso de calidad para la trazabilidad, ya sea de producto terminado o de materia prima.

El tener la información al día sobre producción, le permitirá tomar decisiones más oportunas, disminuir mermas, monitorear y mejorar la calidad de los productos, identificar puntos de control y seguimiento.

En KEPLER reconocemos que cada empresa tiene un ADN diferente, y no porque dos empresas produzcan lo mismo, sus procesos tanto internos como externos son iguales. Gracias a la flexibilidad del ERP KEPLER, este se puede adaptar a las reglas de negocio de cada empresa, de esta forma llevar el control de su producción será más sencillo y familiar para los usuarios finales.